jueves, 12 de marzo de 2009

Sello hollywoodiense


Elegy es una mezcla del sello de Isabel Coixet y el hollywoodiense, lo que hace que se hunda el barco de las emociones a las que la cineasta catalana nos tenía acostumbrados. Su melodramático y previsible final puede defraudar a sus más fieles seguidores.


El aspecto en el que resulta más notorio este sello de Hollywood es en el título del film. “Elegy fue el nombre que escogieron los productores porque creyeron que el título original de la novela, El animal moribundo, era demasiado heavy”, según declaró Isabel Coixet en una entrevista publicada en la entrega del mes de abril de 2008 de la revista Fotogramas. Elegy es un nombre más comercial, pero no del todo malo. Al fin y al cabo, la historia contada es una elegía del tiempo que ha pasado volando. Por circunstancias diferentes, ambos protagonistas expresan su arrepentimiento por lo que hicieron y lo que dejaron sin hacer.


Pero, sin duda, estoy seguro de que muchos de los seguidores de Coixet nos alarmamos y sentimos defraudados cuando supimos que ‘Pe’ era una de las protagonistas de la película. Hay que reconocer que Penélope Cruz hace un buen trabajo en el film. A mí me sorprendió su actuación, al menos comparándola con otras (¿recordáis Jamón, Jamón?) ¿Qué tiene que ver ‘Pe’ con la increíble Sarah Polley? Nada.
Imagen: All movie

3 comentarios:

beatriz.anconitana dijo...

A mi Elegy me defraudó, sin duda es la película de Isabel que menos me gusta. Para mi no es un film de ella porque no lo escribió, no es su guión, no es su estilo, es simplemente Hollywood.En su defensa debo decir que hasta cierto punto es normal que perdiese algo de su esencia con el paso de los años y el éxito que ha cosechado. Quizás sea fruto de su evolución.
Sin embargo, no estoy de acuerdo con tu crítica a Penélope. Me parece una buena actriz que hizo bien su papel, mejor probablemente que cualquier otra.Con esto no menosprecio para nada nada a mi querida Sarah Polley, que creo que está magnífica en otras obras de Coixet.
El final de Elegy es previsible y, sinceramente, no me emocionó.Me sentí dolida al salir del cine pensando en que no podía reprocharle nada a mi directora favorita porque me había dado momentos inolvidables.

un saludo y ánimo con el bolg

Bianconera dijo...

Jeje, ya te dije en clase que las críticas que había leído son horribles.
Ya sabes que no me gusta en exceso el cine español, aunque he de decir que poco a poco me metes a la Coixet en el corazón.
Me alegra ir aprendiendo cada día más ocntigo. A ver cuando te veo dirigiendo pelis y escribiendo guiones ¿no?
No cambies por nada, me encantas.
Para rematar diré que no me gusta NADA, absolutamente NADA Penélope Cruz. Y me quedo más ancha que larga.
MATTA NE!!!!!!!!!

Havoc dijo...

Beatriz, yo salí del cine con la misma sensación. No podía reprocharle nada a mi directora favorita porque me había dado momentos inolvidables.

Por otro lado, lo reconozco, no aguanto a Penélope. Me parece lo más “typical Spanish” que hay, algo que no casa para nada con el cine de Coixet. Si algo me gusta del cine de Isabel es que no sigue la línea de la mayor parte del cine español, y precisamente Penélope representa fuera de España, al menos así lo veo yo, esos valores de “España cañí” al que Almodóvar nos ha condenado. Jamás pensé que Isabel pudiera escoger a una actriz en cuyo currículum aparecen films como “Jamón, Jamón” o escenas en las que aparece sentada en la taza de un váter soltando una perla como “Aquí huele a pedo”.