sábado, 7 de marzo de 2009

Elegy



El 18 de abril de 2008 se estrenaba Elegy, la adaptación de El animal moribundo, novela de Philip Roth. Se trata de su primer film en Hollywood y de su primera obra de encargo, que tiene como protagonistas a Ben Kingsley y a Penélope Cruz. A pesar de que el guión no era de Isabel Coixet (lo firma Nicholas Meyer), hay algo que la cineasta se llevó consigo en la mochila al rodaje: su punto de vista.


Destaca especialmente la magistral interpretación de Ben Kingsley, que tiene el don de transmitir humanidad, miedo, angustia y ternura con una sola mirada. El trabajo realizado por Penélope Cruz también es digno de alabanza. Jamás había estado tan guapa y tierna ante la cámara, ni siquiera en La niña de tus ojos (Fernando Trueba, 1998).


Isabel Coixet trata en este film temas universales y trascendentales, como el miedo a querer, la soledad, la muerte, el temor al paso del tiempo y la enfermedad, y todo ello a través de una tortuosa historia de amor. Como es habitual en las películas de Coixet, el espectador juega el papel de confesor de un protagonista, David Kepesh (Ben Kingsley), quien reflexiona sobre el paso del tiempo, la necesidad de aprovechamiento del mismo y la importancia de ir más allá de la belleza en la valoración de la compañía.


2 comentarios:

Bianconera dijo...

Ummm, el de Perdidos... que bueno. Pero sin ofender, sé que adoras a Coixet, leí en miles de sitios que la película es muy mala. No sé, me fiaré de ti. Está claro que Coixet también tiene que comer.
I like it.
MATTA NE!!!!!!!!

Havoc dijo...

Amor, ya te dije el otro día en clase que para mí es la peor película de Coixet y que me defraudó un poco cuando la vi, De todas formas, merece la pena verla.