lunes, 5 de enero de 2009

La musa de Coixet


Esta actriz canadiense nació en 1979 en Toronto. Es hija de los actores Dianne y Michale Polley. En su adolescencia, Sarah abandonó sus estudios y se involucró en la política canadiense. Simpatizó con las ideas de izquierdas y apoyó al Partido Democrático Socialista. En 1995 incluso llegó a perder un diente cuando fue golpeada por un policía en una manifestación en contra del gobierno conservador.

Sarah alcanzó la popularidad gracias a su intervención en las series canadienses “Ramona” (1988) y “Road to Avonlea” (1989). En el cine, ha trabajado principalmente en producciones independientes, como “The Hanging Garden” (1997), “Jerry y Tom” (1998), “Existenz” (1999) o “El perdón” (2000). Además, desde 1999 comenzó a dirigir sus primeros cortos, y en 2007 dirigió su primer largometraje, “Lejos de ella”, protagonizado por Julie Christie.

Sarah Polley, la protagonista de Mi vida sin mí, esculpe el personaje de Ann y logra momentos de gran delicadeza. Esta actriz canadiense compensa su juventud con la experiencia de haber trabajado con cineastas como Atom Egoyan, David Cronenberg, Michael Winterbottom y Hal Hartley. Este currículum casa con el estilo minimalista y sublime de Isabel Coixet a la hora de componer un personaje que conjuga la entereza con la sensibilidad, la intensidad de los sentimientos con la frescura necesaria para ejecutar el plan que dará el último sentido a su vida y a la de aquellos que la rodean.

Isabel Coixet siempre se deshace en halagos hacia ella: “Siempre pensé repetir con ella. Es estupenda. Nos entendemos y es de una entrega brutal. Una actriz a la que yo nunca he visto mirarse a un espejo; ella se pone y hace. Nos conocimos en Nueva York, charlamos y de inmediato me di cuenta de que había encontrado a Ann", afirma. Por su parte, la musa de Coixet declaró en la rueda de prensa de Berlín: "Estuve varias semanas preparando mi personaje. No tanto investigando sobre la enfermedad, ni siquiera conociendo a enfermos terminales, porque creo que la película no habla de eso. Fue más como una terapia", reconoce. "Mi madre murió de cáncer cuando era pequeña y fue como volver a reavivar ese sentimiento de pérdida".

1 comentario:

Gine dijo...

Me he encontrado tu blog por casualidad... y me ha parecido muy interesante...

No me gusta el cine español, pero me encanta el de Isabel Coixet sobretodo Mi vida sin mi y La Vida Secreta de las Palabras.

Yo también tengo un blog donde hablo de cine en general así para expresar las sensaciones que me dejan las peliculas que veo... si te quieres pasar...
http://www.project-fightclub-mayhem.blogspot.com

Saludos y me iré pasando por aquí