domingo, 19 de abril de 2009

"Cuando uno reduce tanto sus ilusiones, ya no le quedan..."




Isabel es una persona poco autocomplaciente. Piensa que todavía está empezando. Muchas veces, cuando va por el barrio de Gracia, su barrio, confiesa que piensa: “No, porque cuando haga una película y sea directora de cine…”. Y al cabo de tres manzanas, vuelve a pensar: “coño, pero si ya lo he hecho”. Tiene siempre esa sensación de estar empezando todo el rato. Sólo tiene presente las cosas que ha hecho cuando tiene que hablar de ellas. Siempre piensa en lo que va a contar. “No tengo nada raro, ni soy genial, ni nada. Creo que he aprendido y que hay cosas que las sé contar bien”, afirma siempre.


En una entrevista, Coixet declaró que el personaje de Consuela (Penélope Cruz)tiene algo de ella misma. Cierta franqueza. “Yo no tengo miedo a llamar a las cosas por su nombre. Yo no tengo miedo a decirle a alguien que le quiero”, afirmó. También considera que la tragedia de Consuela es que pide poco. Ella, tras un año y medio de relación, le va pidiendo cosas, pero él nunca se las concede, así que va renunciando. Y es que cuando uno reduce tanto sus ilusiones, ya no le quedan.


También habló sobre el personaje de Carolyn, interpretado por Patricia Clarkson. “Tiene mi edad y es un personaje en el que yo insistí mucho para que tuviera importancia en la película. Es más, yo creo que los mejores diálogos que tiene la novela están en ella”. A Isabel le gusta que Carolyn le monte números a David por salir con otras, cuando ella lo sabe perfectamente, porque lo que en realidad quiere conseguir es mandarle el mensaje de “ocúltate un poco mejor, disimula un poco, ten un poco de dignidad o de recato”.
Imagen: 20minutos

1 comentario:

Carol dijo...

Adoro a Coxet. La adoro.
:)